Imagen

La vida sedentaria, horas delante del ordenador, un café tras otro… Estos, y otros malos hábitos de la rutina laboral  pueden provocar ansiedades que necesitan ser aliviadas a la hora de trabajar. Desde AgioGlobal queremos fomentar una óptima rutina de trabajo, y para ello planteamos esta innovadora alternativa , cambiar las malas costumbres  por una partida  al Tetris o al Comecocos.

El cigarrillo, las grasas saturadas, el tabaco… Todos esos vicios son evitables con una simple partida de tetris.  Así lo determinan los investigadores de la británica Plymouth University. Según su investigación podremos cambiar los descansos para ir a fumar un cigarrillo por una partida a un videojuego. «Los episodios de antojo normalmente sólo duran unos minutos, tiempo durante el cual el individuo visualiza lo que quiere y piensa en la recompensa que le aportará»

La prueba se llevó a cabo con casi cien personas a los que, en su entorno de trabajo, se les pregunto si se les antojaba algo. Si la respuesta era afirmativa, se les pedía que clasificaran la fuerza y la intensidad del deseo. La mitad de ellos jugaron al Tetris durante tres minutos mientras que la otra mitad siguió haciendo su trabajo. Mientras entre el segundo grupo, lógicamente, el antojo permanecía inalterado, entre los que habían jugado al Tetris, el antojo se había reducido un 24%.«Los antojos se basan en inputs visuales, es decir, cuando a uno le apetece un cigarrillo, es porque en su mente lo está visualizando»

El estudio trataba de comprobar una de las teorías de las adiciones, que afirma que los antojos se basan en inputs visuales, es decir, cuando a uno le apetece un cigarrillo, es porque en su mente lo está visualizando. En este escenario, jugar a un videjuego implica visualizar la partida y las posibles estrategias y por lo tanto desaparece el antojo, o se reduce su intensidad.

“Los episodios de antojo normalmente sólo duran unos minutos, tiempo durante el cual el individuo visualiza lo que quiere y piensa en la recompensa que le aportará”, explica el profesor Jackie Andrade, uno de los investigadores, en la web de la Universidad de Plymouth. “Pero al jugar, en este caso al Tetris, se desvanece la primera imagen del cerebro y con ello el propio deseo”. Además, el juego puede incluso sustituir la tensión causada por el propio deseo y su no satisfacción. 

Videojuegos  para combatir el cáncer

Este estudio es uno más de los muchos que, últimamente, certifican la utilidad de los videojuegos en diferentes campos. Recientemente leíamos en Next, sección cientítica del diario Vozpopuli,  como los responsables de la lucha contra el cáncer en Gran Bretaña habían lanzado un juego para móviles con el que avanzar en su investigación.Los millones de datos por analizar son difícilmente asumibles por parte de ordenadores. Así que lo que han decidido estos científicos, es fiar el esfuerzo a un colectivo y al juego «Genes in space« . Allí el usuario juega a conducir una nave y sortear obstáculos mientras colabora de manera efectiva en el análisis de cientos de genes de pacientes que han sufrido cáncer de pecho.

Fuente:motivaciónymás.com