El expresidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, falleció el pasado jueves a los 95 años en su casa de Johannesburgo. Fue el líder que reconcilió un país que durante siglos, en el colonialismo y el apartheid, vivía discriminando a los no-blancos. Mandela fue condenado por traición a cadena perpetua y pagó su lucha por la igualdad con 27 años de cárcel. Un profeta en su tierra que ha dejado, además, lecciones de vida para todos.

Tras su muerte, muchas son las lecciones que se recuerdan ahora de sus años de lucha y liderazgo. En AgioGlobal le queremos hacer este pequeño homenaje, mostrando algunas de las lecciones tan valiosas que muchos líderes actuales deberían escuchar.

Todos son bienvenidos
En prisión y durante su presidencia, se aseguró de que todas las personas, fuera cual fuera su raza u origen, tuvieran representación equitativa. Para el expresidente de Sudáfrica, la inclusión de un amplio de grupo de personas en la toma de decisiones era la forma más pura de democracia.

nelson_mandela

Escucha y espera
Nelson Mandela escuchaba a todas las partes de la argumentación, tomando consejos y ofreciendo su análisis. La decisión final era de él, pero no antes de tomar en cuenta los consejos.

Saber arriesgarse y hacerlo solo
A finales de los años ochenta, Mandela comenzó a negociar en secreto con el estado apartheid. Sabía que otros miembros del Congreso Nacional Africano no estarían de acuerdo o vetarían cualquier contacto con “el enemigo”. Por lo tanto, lo hizo por su cuenta. Arriesgándose, siguió su instinto de que era un buen momento para negociar.

El poder de la imagen
Mandela era plenamente consciente del poder de la imagen. Él llenaba las salas con su presencia física. Sus camisas de seda, su ropa bien cuidada, etc. proyectaban la imagen de un hombre seguro, exitoso y de confianza.

Confianza en los medios de comunicación
Mandela difería con miembros de su propio partido por su actitud en cuanto a la libertad de prensa. Sabía cómo comportarse ante las cámaras y manipular el mundo de las celebridades. Aprovechó a los medios para transmitir una imagen de apertura que ayudó a ganarse a aquellos que lo veían con suspicacia.

Saber decir adiós
Mandela dejó la presidencia después de cumplir un primer período. Muy pocos líderes africanos han renunciado al poder tan fácil y rápidamente. Es una lección que es tan importante para los políticos como para los deportistas y los CEO: renuncia cuando estés en la cima. Hazte a un lado cuando el juego termine.

Fuente: CNN