La red social Linkedin se ha convertido en una herramienta de uso habitual entre empresas de reclutamiento. Esto hace que evidentemente nos planteemos si seriamente lo tenemos que utilizar como una verdadera forma de encontrar trabajo.
Según afirma Juan Merodio, todo un referente en cuanto a RR.SS en nuestro país, en su libro  Trabaja con red , “hoy en día Linkedin es imprescindible”.
Evidentemente esto varía dependiendo de qué puesto se trate. Por este canal, se realiza por parte de los reclutadores un número de búsquedas bastante más alto de perfiles de formación cualificada que de no cualificada.
En cuanto al sector, también hay diferencias entre volúmenes: las ofertas de trabajo destinadas a sectores que requieren una mayor cualificación son las que normalmente se publican. Uno de los sectores que según Merodio más puestos ofrece en Linkedin es la Publicidad.
Al hablar de una red social, nos viene la duda: ¿Se debe utilizar igual que Facebook? Para nada. No debemos confundirlas por más que ambas sean redes sociales. Facebook es más personal y aunque muchas empresas están presentes, el uso que ellas mismas hacen de ella, y la relación que tienen con sus contactos es totalmente diferente a la que tienen en Linkedin.
Linkedin pone nombre y cara al reclutador, y por lo tanto, te permite acercarte directamente a la persona que lleva el proceso de selección. En el caso de los reclutadores, si ellos son los que utilizan la red como canal de búsqueda de candidatos, lo que quieren obtener es el contacto directo con la persona en cuestión. El fin de esta red es directamente el contacto entre profesionales, y por eso hay que intentar venderse lo mejor posible, como si de un currículum se tratara.
Por todo esto, desde AgioGlobal te damos unas cuantas claves a tener en cuenta a la hora de utilizar Linkedin:
-Usa keywords en tu perfil. Los seleccionadores de personal buscan directamente aquellas personas que se adaptan más a sus ofertas de empleo y para ello se valen de las palabras clave o keywords. Es conveniente que estas palabras aparezcan a lo largo de todo tu perfil pero sobre todo en la sección de Actitudes y conocimientos. Al ser una herramienta más a nuestro alcance hay que dedicar algo de tiempo a buscarlas teniendo en cuenta lo que están buscando las empresas y a elegir aquellas que mejor se adaptan al puesto que nos interesa
-Actualiza tu titular profesional. Este titular se encuentra debajo de tu nombre y por defecto se completa con tu trabajo más reciente y puede que esa información no sea la más adecuada para tu próximo objetivo profesional. Va a ser el encargado de producir la primera impresión.
-Haz que tu personalidad brille por sí misma. No desaproveches la sección de Extracto. Úsala para que la gente que visite tu perfil quiera saber más de ti: añade tus logros, tu experiencia y aquellos aspectos en los que destaques.
Conecta. El networking se basa en relacionarse, así que busca aquellas personas de tu especialidad que pueden reforzar tu perfil profesional.
-Haz que tu perfil sea público. De esta forma los seleccionadores que no estén registrados podrán acceder a toda tu información.