En AgioGlobal pensamos que lo que nos permite ofrecer los mejores servicios a nuestros clientes y obtener el máximo potencial, viene a través de nuestros propios profesionales cada vez más especializados.

Consideramos que el ambiente laboral, refiriéndonos tanto a la relación entre compañeros de trabajo, como con jefes e incluso proveedores y clientes, debe ser armonioso y saludable. Se benefician así tanto trabajadores, aumentando su integración y sentimiento de equipo, como la propia empresa, que incrementará su eficacia y rentabilidad.

Por eso, desde AgioGlobal creemos  y apoyamos la Retribución Emocional, política que cada vez más están llevando a cabo las grandes empresas.
Ésta se ha convertido en un factor decisivo a la hora de elegir un puesto de trabajo por parte del trabajador, y es que, todos los factores que engloba la Retribución Emocional, llegan a formar el 50% del salario medio.
En ella se implantan medidas como la formación, que en dinero llega a traducirse en 2.100€ , o el plan de compensación flexible, que permite que cada empleado decida voluntariamente cómo quiere percibir su retribución, permitiéndoles elegir una combinación de retribución dineraria y retribución en especies ofrecidas por la propia empresa.
Éstas políticas ligadas a beneficios sociales, son las que mayor fidelidad generan por parte de los trabajadores. Iniciativas como el horario flexible, o el trabajo remoto son las que obtienen una mejor valoración.
Aunque estas características no se perciben directamente en el bolsillo de los trabajadores, ayudan al clima laboral. Por eso, en AgioGlobal nos apoyamos en políticas de este tipo para conseguir el clima laboral perfecto que afecte al estado de ánimo y productividad de la plantilla.