Cuando se acude a una entrevista de trabajo, no es suficiente con llevar el currículum, puesto que existe información de vital importancia que no aparece reflejada en los folios. El carácter de una persona y su modo de ser, pueden ser un punto a favor, o el principal obstáculo a la hora de optar a un puesto de trabajo.
 ¿Qué habilidades te abren puertas
en una entrevista de trabajo?

En AgioGlobal se elaboran entrevistas a diario. Por eso, nuestro equipo experto en selección nos ha dado las habilidades que más se tienen en cuenta en estos casos:
 

La escucha activa
Tanto en la empresa como en el trabajo en equipo es muy importante tener la capacidad de escuchar de forma abierta y tranquila a otra persona. Esta capacidad la puedes poner en práctica desde el minuto uno de la entrevista de trabajo. Concéntrate en las preguntas del seleccionador y tómate unos segundos antes de responder.
Si ha habido algo que no has entendido bien, entonces, no dudes en preguntar. La comunicación requiere de un feedback directo.
La iniciativa
Las personas no son máquinas sino que tienen inteligencia y voluntad. Es decir, aportan personalidad a su trabajo y el proceso creativo está mediado por creencias personales y la propia esencia. Los trabajadores que tienen iniciativa suman valor a la empresa. Muestra tu iniciativa en la entrevista de trabajo haciendo tus propias preguntas, no te comportes como un mero sujeto pasivo que queda a la expectativa del otro. Lo lógico en una entrevista es tener ciertas dudas sobre el puesto que te gustaría aclarar.
Pero muestra también tu iniciativa personal al mostrar que conoces bien la empresa. Para ello, busca información a través de la página web.
Los buenos modales
Los buenos modales también son muy valorados en el contexto profesional puesto que facilitan la convivencia diaria en la empresa. Cuando acudas a una entrevista de trabajo existen buenos modales que no debes descuidar: elige un look profesional, llega puntual a la cita, apaga el teléfono móvil antes de la entrevista y siéntate en la silla una vez que el seleccionador te haya indicado dónde tienes que sentarte.
El optimismo
Habla de ti en términos positivos, no cometas el error de criticar una experiencia laboral previa, di con naturalidad cuáles son tus virtudes y no hagas una lista interminable de defectos propios.
Muestra que tienes ilusiones y sueños, que tienes muchas ganas de seguir aprendiendo. Intenta exponer alguna frase en la que digas qué puedes ofrecer tú a esa empresa.
Expresa tus ideas con claridad
Las habilidades comunicativas de una persona se muestran en una entrevista de trabajo cuando el candidato tiene capacidad de expresar sus argumentos de forma clara, sencilla y directa. Los nervios pueden jugar malas pasadas, pero los nervios remiten de forma natural cuando llevas cinco minutos de entrevista y ya has roto el hielo.