i smileDesde AgioGlobal, queremos  hacer mención  al  Día Internacional de Felicidad, que fue ayer 20 de Marzo. Un  bello recordatorio , para tener presente su  importancia, pero  no sólo  ayer en su día concreto , sino  hoy y cada día , claro.

Hay muchos  estudios que procuran calcular el grado de felicidad que poseemos. Según la pirámide de Maslow,  teoría  revolucionaria que fija una  jerarquía de necesidades humanas  para  ser feliz.  En primer lugar un bienestar fisiológico; comer, dormir,…imprescindible  para desarrollar el resto , segundo, protección, no sentirnos en una situación de peligro o alarma,  en tercer lugar una afiliación; afecto, amistad, amor…una gran parte de la felicidad  humana nace de las relaciones humanas.  En cuarto lugar el reconocimiento personal , poseer una autoestima sólida. Y por último, y  en lo más alto, la  auto- realización, estar satisfecho con uno mismo en lo personal, y por supuesto en lo profesional,  ya que es  la  misión que hemos escogido. AgioGlobal quiere destacar  la transcendencia de sentirse realizado  en el ámbito profesional,  puesto que ocupa una fracción importante de  tiempo y dedicación , además de ser la cima  de la pirámide para alcanzar una felicidad plena.

La pirámide, es el método más simple para hacer un balance acerca de la felicidad de uno mismo. Pero,  ¿ Y si fuéramos más allá? ¿ ¿Si midiéramos la felicidad de un país? ¿ Acaso es posible computar lo felices o infelices que somos?

El 2 de junio de 1974 en Bután , en su discurso de coronación, Jigme Singye Wangchuck  expuso : «La felicidad interior bruta es mucho más importante que el producto interior bruto». Tan sólo tenía 18 años y  tras esta declaración de principios se convirtió en el monarca más joven del mundo, y en  precursor  de cuestionarse y pretender  medir la felicidad  de sus habitantes. La FIB ha guiado la política de Bután en las ultimas décadas, gracias al  cuestionario que rellenan cada dos años.Un total de 950 ciudadanos de todo el país responden a un cuestionario con preguntas agrupadas en nueve dimensiones:1. Bienestar psicológico. 2. Uso del tiempo.3. Vitalidad de la comunidad. 4. Cultura.5. Salud. 6. Educación. 7. Diversidad medioambiental. 8. Nivel de vida. 9. Gobierno.  Sin duda, es de reconocer el mérito de un país que  se preocupa por la felicidad de los suyos. ¿ Pero acaso los Butaneses son más felices por ello?

La felicidad es algo que inquieta  todos, en muchas ocasiones  como hemos podido observar, nos esforzamos en  atraparla  y retenerla, la felicidad  aparece en instantes precisos  o se oculta en circunstancias difíciles. Calcularla, medirla, custodiarla , hacer un balance   personal o evaluar nuestro contento  laboral actos que tratamos y se nos escapan.  Desde AgioGlobal  creemos  en  la felicidad, pero  como un trayecto, algo en lo  que se trabaja y requiere un esfuerzo, la felicidad no es una meta, es un camino.