Aunque muy a nuestro pesar, el próximo año se antoja enormemente difícil para el mercado laboral español. Según los informes, se augura una nueva intensificación del proceso de ajuste, que podría afectar a casi 6 millones de personas a lo largo de 2013. Esto solo hace que se deteriore  la confianza empresarial ante el reducido efecto que está teniendo por el momento la Reforma Laboral.
Sin embargo, en AgioGlobal siempre tenemos un hueco para el optimismo. Por eso, hemos comenzado el año analizando, a través de nuestro Observatorio del Empleo, cuáles son las necesidades reales o las medidas que se necesitan para crear nuevos puestos de trabajo en los próximos años. Hemos elaborado así un decálogo de actuaciones entre administraciones y empresas que puede marcar la puata a seguir:
1.Mejorar la competitividad. Aunque la Reforma Laboral ha sido un primer paso, no es suficiente. Los empresarios reclaman además otras medidas como la mejora de condiciones fiscales, suministros básicos a precios competitivos, persecuciíon contínua y efectiva de la economía sumergida y un contexto macroeconómico estable y de igualdad.
2.Crear un vínculo entre el sector productivo y educativo, con el fin de enfocar el talento hacia las necesidades reales de las empresas.
3.Incentivar la exportación, mediante la apertura de nuevos canales comerciales y el marketing adecuado de los productos españoles. Una queja muy común entre los empresarios españoles es que no sabemos vendernos al exterior.
4.Apostar por la innovación en los sectores industrial, tecnológico y biotecnológico. Las administraciones deben extremar la vigilancia para que el dinero público destinado al desarrollo de nuevos negocios y productos no se desvíe hacia la producción convencional.
5.Potenciar sectores de futuro como el Medio Ambiente, las tecnologías o las energías renovables. 

6.Consolidar aquellos sectores básicos de la economía española que generan puestos de trabajo de forma recurrente y sostenida, como el turismo y el sector primario. 
7.Abrir nuevos canales de comounicación que faciliten las relaciones laborales entre trabajadores y empresas. 
8.Potenciar el consumo mediante planes de ayuda al comercio y reducción de impuestos que graven el consumo.
9.Mejora y coordinación de las oficinas del servicio público de empleo y las ETT para crear una red eficiente que facilite que un puesto de trabajo sea cubierto en el menor tiempo posible y formar al desempleado en la búsqueda eficiente de empleo a través de las agencias de colocación.
10.Reducción de burocracia para la implantación de negocios en España.
Estas son las medidas que se deben potenciar de forma conjunta entre empresarios y administraciones, mediante reformas políticas concretas y con el objetivo común de frenar la fuerte destrucción de empleo y al mismo tiempo crear nuevos puestos de trabajo en sectores fuertemente productivos.