Hay hechos, momentos y situaciones en la vida que afectan de manera traumática a las personas, influyen en las decisiones y generan estrés. Cada individuo reacciona diferente frente a este tipo de hechos: algunos toman actitudes positivas, superan los obstáculos con valentía y sacan provecho de ellos, mientras que otros se quedan estancados, enredados en recuerdos negativos durante mucho tiempo. 
 
Aquellas personas que logran recuperarse fácilmente, que aprenden de los problemas y mantienen un espíritu de esperanza frente a las adversidades se las consideran resilientes.
 
En el mundo del deporte, quizás es donde más se han hecho públicos casos de resilencia. Casos reales donde personas que frente a adversidades que le han sucedido, han sabido encontrar los recursos necesarios para ver la vida desde un punto de vista diferente. Lejos de rendirse a lo evidente, estas personas saben que su talento, con los recursos que tienen en ese momento, es la base de su éxito personal.
 
Aunque los casos más sonados vienen dados de la mano del deporte, una persona resilente lo es, sea cual sea su modo de vida. En AgioGlobal siempre tenemos presentes ciertas claves para el día a día laboral. La puesta en práctica de todas ellas, te ayuda  a ver las cosas desde otro punto de vista, que seguro, es mucho más positivo:
 

 

  • No tengas miedo ni sientas culpa o autocompasión por ti mismo. Lo mejor es intentar comprender la situación desde un punto de vista positivo porque eso determinará también tu manera de actuar.

 

  • Ante situaciones de máxima tensión, no ignores lo que pasa por tu cabeza, porque esas dudas o temores que te acechan, es lo que dará respuesta a tus miedos y te ayudará a entender qué te sucede.

 

  • Busca siempre una alternativa mejor a cualquier situación que te proporcione una mayor tranquilidad y alegría. Tener siempre una actitud activa para buscar la mejor opción hará que aumente tu capacidad de resilencia.
 
  • Intenta contar siempre con un equipo en el que te puedas respaldar. Familia, amigos o compañeros de trabajo a los que puedas recurrir en momentos de máxima tensión.
 
  • El sentido del humor es quizá la clave más sencilla y probablemente de las más útiles. Resulta una válvula de escape perfecta que ante malos ratos o momentos de tensión, resulta de gran utilidad.
 
¿Y las empresas? La resilencia también es una capacidad que se puede encontrar en las organizaciones. Ante una situación de crisis, las empresas resilentes son aquellas capaces de absorber cambios y rupturas (internos o externos), sin que por ello se vea afectada su rentabilidad, o que incluso, son capaces de desarrollar una flexibilidad con la que logran obtener beneficios derivados de circunstancias adversas o imprevistas. 
 
¿Por qué  hay empresas que lo son y sin embargo otras no lo logran? Las empresas resilentes se reconocen a sí mismas como formadas por personas, y por tanto más allá de sus estructuras. En AgioGlobal somos conscientes de que una empresa formada por personas resilentes, hace que el día a día del trabajador y de la empresa en sí, sea productivo y esté cargado de positividad y éxito.

 

Fuente:AgioGlobal