En estos tiempo que nos están tocando vivir, quizás la figura del líder es la que más nos estamos planteando. ¿ Se debe seguir actuando como hasta ahora? ¿ Es necesario un cambio de actuación y valores?

José María Camps, presidente de AgioGlobal ha dado su opinión sobre el tema en una entrevista para la revista GQ. En ella explica como desde AgioGlobal, asumiendo los cambios que se están sucediendo, se está replanteando la figura del líder dentro del equipo.

líderes       —Seguramente ahora mismo estés pensando en tu jefe (o no) y posiblemente lo estés maldiciendo tras haber salido por vigésimo cuarta vez de su despacho por algún requerimiento. Sin embargo, en lo que pocas veces reparamos entre tanto “Cuando yo sea jefe nunca haré eso” es en la necesidad de estas figuras para gestionar una empresa correctamente. El objetivo principal de estos líderes (o así debería ser, aunque haya excepciones) siempre ha sido “sacar lo mejor de cada una de las personas que componen su equipo”, según nos comenta José María Camps, presidente de la consultora de RRHH AgioGlobal.

Esto ha funcionado así hasta ahora, pero con la llegada de la crisis y la reestructuración de miles de empresas, nos preguntamos si esta figura del líder permanecerá siendo la misma o también ha sufrido cambios. Camps asegura que “las función primordial de los directivos actuales seguirá siendo igual, pero también debemos ser conscientes de que las cosas han cambiado y evolucionado, aparte de la crisis, y ahora se gestiona de otra manera”.

Le pedimos que nos explique este concepto un poco más ampliamente para comprenderlo correctamente: “Es muy sencillo”, apunta, “la evolución ha consistido en que, hace unos años, los técnicos eran los que gestionaban las empresas, luego fueron los financieros, que eran quienes llevaban el dinero, y ahora los esfuerzos se centran en no perder de vista el I+D+i y en conseguir evolucionar tu producto, ya no sólo venderlo”.

Una vez dejado esto claro, surgen nuevas dudas sobre cómo deben manejarse las nuevas empresas para capear la crisis y, sobre todo, cómo deben actuar en un futuro próximo: ¿Cómo tienen que actuar los líderes del futuro para alcanzar los objetivos? ¿Qué buscan los headhunters en los procesos de selección de directivos? ¿Qué formación deben tener estas personas destinadas a gestionar grandes empresas? ¿Qué hacemos con la tecnología? Preguntas que surgen a la hora de liderar una empresa, o la nuestra propia si nos planteamos dar los primeros pasos, y que tienen fácil solución si damos con la respuesta adecuada.

LOS NUEVOS LÍDERES

La primera cuestión que se nos plantea en este tema es cómo es el líder del futuro, cuáles son sus características. “Liderar es, ante todo, saber delegar y saber confiar, porque si no confías en la gente que tienes a tu cargo, no vas a ningún sitio”, asevera el presidente de AgioGlobal. “En la situación que nos encontramos actualmente y en la que esperamos en el futuro, el líder tiene que saber tomar decisiones, pero también debe gestionar de una forma más cercana. Ya no es esa persona que está en el despacho, sino la que se calza el traje, va a reuniones comerciales y, a su vez, está cerca de su equipo y del mercado, es lo que llamaríamos coaching”.

Esta nueva concepción del directivo como parte del equipo nos hace plantearnos directamente si esta figura se va a diluir para formar parte de un grupo homogéneo, por lo que recurrimos de nuevo a Camps como experto en la materia, pero antes de respondernos hace una aclaración: “El líder tiene que estar ahora mucho más cerca de su equipo que nunca, pero no puede ser uno más del equipo, porque es quien tiene que marcar las directrices. El coach debe pensar en lo que necesita cada miembro y poseer mucha empatía para sacar lo mejor de cada uno”. Una vez aclarada esta cuestión, el presidente de AgioGlobal sí que atiende a afirmar que “un equipo de líderes va a ser el liderazgo del futuro, es decir, ahora es mucho más importante tener un buen equipo de mandos intermedios, con sendos grupos a su cargo,  que un solo líder que lleve el timón”.

Pero no todo queda ahí, según Jose María Camps, los líderes que buscan en sus procesos de selección “tienen que ser personas optimistas y con una mezcla de valores entre humanismo, tecnología y conocimiento”.

 FORMACIÓN

Antes de comenzar cualquier proyecto, siempre pensamos en la formación que requeriremos para ponerlo en marcha y llegar a buen puerto. ¿Sirve con una carrera orientada a la administración y dirección de empresas? ¿Es conveniente hacer un master? ¿Qué pasa con los postgrados? ¿Cuánta instrucción es necesaria?

Frente a tanta pregunta, Jose María Camps sonríe y explica que, “a día de hoy, los conocimientos suponen en 10-20% del total requerido para ser un buen líder, el resto es actitud ante momentos complicados, tecnología y gestión de empresa”. Espera, ¿qué? “Lo importante es hacer una carrera que te guste”, continúa, “y después, un postgrado de gestión empresarial, es decir, algo que complemente los conocimientos adquiridos con un plus empresarial”.

LA IMPORTANCIA DE LOS VALORES DE GESTIÓN

Tal y como comentaba Camps, “para poner en práctica un buen liderazgo ante la crisis, no debemos hablar tanto en términos de conocimientos, que también, sino de actitud”. ¿Por qué esto es así? La respuesta vuelve a ser muy sencilla: “Hace unos años, había gente que podía estudiar una carrera y otra que no, pero ahora todo el mundo lo hace, es más común, y existe un sistema de soluciones para estar formado. Por ello, se necesita una actitud, tener un optimismo especial, como punto diferenciador o no conseguirás ser un líder completo”.

¿Pero cómo sabemos cuáles son los adecuados? ¿Existe alguna forma de identificarlos? “Son valores que afectan a la persona, no sólo en su trabajo, sino en todos los ámbitos”, confirma Camps. “Son valores humanos y personales que nada tienen que ver con el conocimiento o la formación, sino con una cuestión vinculada a la persona: el compromiso, el esfuerzo, la tolerancia, el respeto a los demás o estar abierto al cambio” son sólo algunos ejemplos de lo que se busca en un buen director de orquesta empresarial.

 LA TECNOLOGÍA ES TU AMIGA

“Ahora mismo las soluciones tecnológicas aportan mayor eficiencia en lo servicios y los productos, y el líder tiene que entender e innovar a través de la tecnología”, se adelanta a apuntar Jose María Camps, y nos confiesa que en AgioGlobal “esta división es la que más desarrollo está experimentando frente la crisis, igual que otras se están viendo más afectadas”.

¿INNOVAR O CONGELAR?

“Hay que seguir apostando en innovar, no sé si de forma radical, pero sin duda es el momento de buscar soluciones diferentes”, confirma el presidente de AgioGlobal.

Sí rotundo a la innovación y la búsqueda de nuevos mercados y soluciones. Es el momento.

Fuente: revistagq.com