El 2013 está recién estrenado, y con él, todo el mundo se plantea nuevos propósitos y retos a conseguir. Los más comunes, son todos aquellos relacionados con el tema laboral: encontrar trabajo, una mejora de las condiciones salariales o reorientar la carrera profesional. Pero, ¿Somos capaces de alcanzar los objetivos a lo largo del año?

Dar un giro de 180 grados  en el terreno laboral, teniendo en cuenta el contexto tan complicado en el que nos encontramos, no es nada fácil; pero siempre, el comienzo de un nuevo año nos anima a conseguir nuestras aspiraciones. En AgioGlobal te animamos y ayudamos a conseguirlo, con estas claves que te pueden servir de guía:
Primero hay que saber a ciencia cierta cuál es tu verdadera vocación. Qué es lo que realmente nos apasiona y ver sí existe la posibilidad de transformarlo en una profesión que pueda satisfacernos a largo plazo.
Cuando sepamos hacia donde queremos reorientarnos, hay que analizar la situación del mercado. Saber si es un mercado en crecimiento, o por el contrario, es uno de los mercados que se han visto más afectados por la crisis.
Hay que saber aprovechar nuestras habilidades y competencias: hacer una autoevaluación para saber en qué aspectos destacamos y cuáles son nuestras principales competencias. Posteriormente será necesario extrapolarlas al puesto de trabajo deseado
Si has decidido cambiar de carrera, hay que ponerse al día en cuanto a técnicas, metodologías y novedades en general. Será necesario complementar los conocimientos con cursos, seminarios o participando en eventos.
Hay que intentar retomar el contacto con antiguos compañeros de trabajo, estudios o incluso con profesores, ya que nunca se sabe quién puede abrirnos una puerta.
Aprovecha todos los medios para dar a conocer tu nuevo “tú”, incluyendo tus aspiraciones y objetivos profesionales. Además hay que mantenerlo actualizado para que los reclutadores lo puedan encontrar fácilmente.
Utiliza los canales disponibles hasta agotar todas las vías posibles para conseguir tu propósito. Buscadores de empleo, sesiones de networking o auto candidaturas.
Comprométete y dedica todo el tiempo que sea necesario para conseguir tu objetivo, y sobre todo, mantén siempre una actitud positiva. Hay que ser conscientes de que este tipo de procesos no siempre son fáciles y que como en todo, hay altibajos, pero hay saber controlar esas emociones para cumplir nuestros propósitos.
Fuente: Viadeo/CapitalHumano